Método de Estallamiento

Reposición de Tuberías y Redes Hidráulicas Mediante el Método de Estallamiento

Tecnología sin Zanja es el término usado para definir la ingeniería aplicada para situar  la tubería en su trazo, casi sin abrir zanja y abarca una serie de métodos y tecnologías diversas para rehabilitar e instalar tuberías  y líneas antiguas diversas; esta ingeniería nos ofrece una nueva manera de trabajar en líneas ya obsoletas que transportan diferentes fluidos. La rehabilitación de tuberías por la metodología de estallamiento es la ingeniería adecuada para renovar líneas sin abrir zanja, solo algunos accesos, además que ofrece bondades inigualables como:

  • abrir solo un 5% de la zanja

  • el costo es menor que a zanja abierta

  • es rápida de instalar

  • el material utilizado como PEAD es resistente y su vida útil está garantizado para 50 años o más

 

En países donde no se da el mantenimiento de manera adecuada y donde se dejan sus antiguas líneas llegar al 100% de su vida útil son altamente recomendables ya que se pueden instalar aún con un buen grado de sedimentos y con tuberías colapsadas.

El método en resumen consiste en una herramienta en forma de bala del diámetro de la tubería que se va a renovar y que va sujeta a la línea nueva en un extremo y a un cable en el otro y pasa a través del tubo a sustituir; mediante un malacate, se jala esta herramienta la cual va rompiendo al tubo anterior ( lo hace “estallar”) mientras el tubo de TKP va ocupando el espacio hasta cubrir la longitud entre acceso y acceso.

La capacidad de conducción de líquidos de esta tubería es más elevada que una del mismo diámetro de concreto, asbesto cemento o barro, es decir con el mismo diámetro de rehabilitación se tiene 15 % más de capacidad de conducción. La resistencia de carga y de tensión es mucho mayor que las otras tuberías, es más flexible y permite ser utilizada casi en todas las necesidades, como en agua potable, drenaje, gas, agua pluvial, etc., Por esto la rehabilitación con tuberías de polietileno de alta densidad por el método de estallamiento se convierte en el primer método para rehabilitación de líneas obsoletas, con las ingenierías Hidráulicas sin zanja.

 

Desarrollamos integralmente sus proyectos. Nuestro departamento de ingeniería está listo para apoyarlo y asesorarlo, deje en manos de nuestros ingenieros la solución a sus necesidades.

 

Método de Perforación Direccional

Instalación de Tuberías y Redes Hidráulicas Mediante el Método de Perforación Direccional

La Industria de la Perforación Horizontal Dirigida ha experimentado tanto crecimiento en las últimas dos décadas que se ha convertido en un método común de instalación. Este crecimiento ha sido impulsado debido a que es menos el impacto a los afectados por los servicios públicos: 

  • como la eliminación de la interrupción del tráfico

  • el área mínima de daños

  • los costos son menores

 

Algunos de los usos más tempranos de la perforación direccional es el cruce de ríos. Puesto que ofrece un mínimo daño ambiental y no hay interrupción del tráfico fluvial.

El conocimiento del proceso de perforación comienza con un pequeño agujero horizontal (agujero piloto) bajo el obstáculo de cruce (por ejemplo, una carretera) con una cadena continua de la varilla de perforación de acero. La cabeza de la varilla emerge en el lado opuesto de la travesía, un cortador especial, llamado escariador, se adjunta por el agujero piloto. El escariador corroe el agujero piloto, así puede tirar el tubo a través del agujero. El tubo generalmente se tira a través del lado del cruce enfrente de la plataforma de perforación se jala hasta la plataforma, realmente es un proceso muy rápido.

 

Desarrollamos integralmente sus proyectos.  Nuestro departamento de ingeniería esta lista para apoyarlo y asesorarlo, deje en manos de nuestros ingenieros la solución a sus necesidades.

 

Método de Slip Linning

Instalación de Tuberías y Redes Hidráulicas Mediante el Método de Slip Linning

Los efectos del deterioro continuo de un gasoducto podrían ser bastante drásticos y costosos. Un sistema de drenaje por gravedad ruinoso permite la infiltración de sustancias de las aguas subterráneas, lo que aumenta el volumen de flujo y reduce la capacidad hidráulica disponible de la línea existente. Así que el viejo oleoducto a menudo aumenta los costos de tratamiento y transporte para la corriente de flujo destinado y la exfiltración continua también puede erosionar el  suelo que rodea la estructura de tubos y causar eventual hundimiento del suelo.

El caso de tuberías de presión positiva es algo diferente, pero los resultados son igualmente inaceptables. En esta situación, las fugas a través de la tubería existente permiten la exfiltración de los contenidos de la corriente de flujo que eventualmente conducen a daños a la propiedad o la contaminación de los recursos hídricos. Además, en muchos casos, el contenido de la corriente de flujo es lo suficientemente valiosa que su pérdida a través de la exfiltración se convierte en otro factor económico. El tubo de PEAD proporciona una excelente solución al problema. Esto es porque el método estándar de unión de tuberías PE utiliza un proceso de fusión por calor que resulta en un sistema de tuberías monolítico, es decir, las uniones son tan fuertes como el mismo tubo, y libres de fugas.

Cuando los resultados nocivos del deterioro de la tubería se hacen evidentes, debemos encontrar el método más económico que restaurará la función original o abandonar el sistema dañado. La excavación y sustitución de la estructura deteriorada pueden resultar prohibitivamente caros y también interrumpir el servicio para el que la línea original se repare. Un método alternativo para la restauración es el “encamisado” o “renovación por inserción” con tubería de polietileno. Más de 30 años de experiencia de campo muestra que este es un medio de rentabilidad probada que proporciona una nueva estructura de tubos con una interrupción mínima de servicio, del tráfico en la superficie, o daños a la propiedad que sería causado por excavación extensiva.

El método implica entrar a la línea deteriorada en puntos estratégicos dentro del sistema y posteriormente la inserción de tramos de tubería de polietileno, como un tubo continuo, a lo largo de la estructura de tubería existente. Esta técnica se ha utilizado para rehabilitar drenajes a gravedad,  tuberías de impulsión sanitarias, tuberías de agua, líneas de desagüe , líneas conductoras de gas, drenajes de carretera y el drenajes pluviales, y otras estructuras de tuberías con resultados muy satisfactorios.

Las conexiones mecánicas se utilizan para conectar sistemas de tuberías de PE entre sí y para conectar los sistemas de tuberías de PE a otros materiales y sistemas de tuberías. 

Seleccionar un diámetro de tubería de línea para alcanzar una capacidad máxima de flujo, escogiendo el diámetro más grande posible para el revestimiento de la tubería. Esto está limitado por el tamaño y la condición de la tubería original a través de la cual se inserta. Se requerirá una distancia suficiente durante el proceso de revestimiento deslizante para asegurar la inserción sin problemas, teniendo en cuenta el grado y la dirección, la sustitución de conexiones y la integridad estructural del sistema de tuberías existente.

La selección de un revestimiento de polietileno que tiene un diámetro exterior 10% menor que el diámetro interior de la tubería a rehabilitar generalmente servirá a dos propósitos. En primer lugar, este diferencial de tamaño por lo general proporciona el espacio adecuado para acomodar el proceso de inserción. En segundo lugar, 75% a 100% o más de la capacidad de flujo original puede ser mantenida. Un diferencial de menos de 10% puede proporcionar una holgura adecuada en estructuras de tuberías de mayor diámetro. Es bastante común para seleccionar un diferencial de 5% a 10% para los sistemas de tuberías con diámetros mayores que 24 pulgadas, suponiendo que las condiciones de la estructura de tubería existente permita la inserción del tubo nuevo.

 

Desarrollamos integralmente sus proyectos.  Nuestro departamento de ingeniería está listo para apoyarlo y asesorarlo, deje en manos de nuestros ingenieros la solución a sus necesidades.

 

Instalación de Tuberías Hidráulicas Marinas

Instalación de Tuberías y Redes Hidráulicas Marinas

Las tuberías de polietileno (PE) se ha utilizado cada vez más para diversas aplicaciones marinas como emisores de efluentes fluviales y lacustres, cruces de cuerpos de agua y en las tomas de agua dulce y salada. La inmunidad a la corrosión galvánica es una razón importante para la selección de PEAD. La combinación de aire y agua, pero en particular de agua de mar, puede ser muy corrosivo para los materiales de tubería metálica ordinarios. Pero otras características beneficiosas, como sigue, se combinan para hacer de tuberías PE especialmente adecuado para aplicaciones marinas:

 

El peso ligero – Para un determinado diámetro de la tubería y los requisitos de rendimiento equivalentes, el peso de la tubería de PE es de alrededor de una décima parte del peso de la tubería de concreto y menos de la mitad que la del hierro fundido. Manejo de PE requiere un mínimo de equipo pesado, para su instalación.

 

Flota – debido a que la densidad del PE es Alrededor del 96% de la de agua dulce, y Alrededor del 94% de la de agua de mar, la tubería de PE flota INCLUSO CUANDO ESTA llena de agua. Longitudes largas pueden ser montados en la costa y llevarse flotando al lugar final del trazo. 

 

Conexiones termofusionadas – Por medio del método de fusión a tope, tramos continuos de tubería de PE se pueden montar fácilmente sin la necesidad de ajustes mecánicos. Las uniones de fusión de calor resultantes son tan fuertes como la tubería, y que eliminan el riesgo de fugas en las uniones.

 

Flexibilidad - La flexibilidad de la tubería de PE permite que esta se hunda poco a poco y se adapte  a la topografía natural de superficies del fondo. Esto se traduce en un procedimiento más simplificado para hundirla, y también significa que la tubería normalmente se puede colocar directamente sobre el fondo natural sin ninguna excavación de zanjas u otra forma de preparación de apoyo continua de nivel. 

La ductilidad – Debido a su capacidad relativamente alta  a soportar la tensión, tuberías de PE puede ajustar con seguridad a las fuerzas externas variables generadas por las ondas y resacas. Su alta capacidad de deformación también permite la tubería de PE para cambiar o doblarse para acomodarse al fondo.

Los materiales convencionales, no flexibles como el hormigón o la tubería de hierro sólo pueden permitirse relativamente pequeñas deformaciones antes de arriesgar fugas en, o fallo estructural de las conexiones. Como la magnitud exacta de las fuerzas máximas que pueden actuar en tuberías rígidas es difícil de predecir, instalaciones que utilizan tuberías que sólo permite relativamente pequeña deformación en las uniones, o deformación por flexión limitada en la tubería, requiere un gran “factor de seguridad”, tales como una carga relativamente pesada para estabilizar el tubo contra el movimiento, o la apertura de zanjas de la tubería en los sedimentos del lecho marino a fin de estabilizarlo contra el movimiento que puede resultar de la acción mar gruesa. Tales técnicas de construcción tienden a ser más difícil, consume mucho tiempo y es relativamente caro. En contraste, la flexibilidad y la ductilidad de PE permite que se adapte a lechos de los ríos y del mar no niveladas, y también para cambiar o doblar con seguridad bajo las fuerzas resultantes de las corrientes ocasionalmente fuertes u otras acciones. Para la mayoría de las instalaciones marinas, las necesidades de tuberías de PE se limitan a tener el tubo suficientemente sujetado para mantenerlo en el lugar previsto y para evitar que flote. Esto da como resultado instalaciones más fáciles y menos costosas y, en un sistema de tubería sumergida que es capaz de entregar un servicio muy confiable y duradero. Al elegir las tuberías de TKP, muchos proyectos se han logrado hacer,  lo que no habría sido económicamente factible con materiales de las tuberías tradicionales.

Método de Flotador y hundimiento: Pasos de la instalación.

En casi todas las aplicaciones bajo el agua, el diseño y la instalación de tuberías de PE se compone de los siguientes pasos básicos:

  1. La selección de un diámetro de la tubería apropiada

  2. La selección de un SDR tubería apropiada (es decir, un espesor de pared adecuado) en el examen de las condiciones de instalación y utilización previstas

  3. Selección del diseño, el peso y la frecuencia de separación de las pesas de lastre que se utilizarán a hundirse y después sujetar el tubo en su emplazamiento previsto

  4. Selección de un sitio apropiado para la estadificación, la unión y el lanzamiento de la tubería

  5. Preparación de la zona de transición tierra-agua y, cuando sea necesario, la plantilla bajo el agua

  6. Montaje de las longitudes individuales de la tubería en una cadena continua de tubería

  7. Montaje de los pesos de lastre (Este paso se puede realizar en conjunto con el paso siguiente).

  8. Unir las  lingadas de tubería en el agua

  9. La sumersión de la tubería en el lugar especificado

  10. Finalización de la transición de la tierra al agua

 

Instalación de Tuberías Aéreas

Instalación de Tuberías y Redes Hidráulicas Mediante Tuberías Aéreas

Las tuberías horizontales apoyadas son afectadas por el peso de la tubería y por su volumen y el peligro es que se cuelgue entre apoyos. Cuando la curva o deflexión entre apoyos se minimiza, la tensión en la pared  de la tubería se controla. Es  por ello que deben espaciarse los apoyos de acuerdo al diámetro de la tubería, de su RD y del peso del fluido en su interior para limitar la deflexión usando un simple análisis de vigas continuas. La deflexión máxima recomendada entre soportes es de una pulgada

Los soportes deben acuñar la tubería por lo menos cuatro pulgadas o  1.5 veces el diámetro de la tubería, cualquiera de los dos que sea menor. Un mínimo de 120° circunferencia de la tubería debe apoyarse. Los apoyos deben estar libres de bordes afilados.

A menudo, se instalan en el campo tuberías  apoyadas. Estas instalaciones se exponen a cambios de temperatura debido al clima. Si es  posible, la tubería apoyada o suspendida debe instalarse casi próximo a la temperatura de la operación en la práctica  o en el clima más caliente.

Cuando un sistema apoyado es más caliente que su temperatura de instalación, la tubería se dilata. Como los aumentos de longitud en las tuberías, desviación lateral o serpenteado ocurre  entre las sujeciones, la cantidad total de expansión que ocurra dependerá de la longitud de la tubería y del aumento de temperatura con respecto a la temperatura original en el momento  de instalación del sistema.

 

UBICACIÓN

Av. Tecnológico 483

Monterrey Technology Park

Ciénega de Flores, N.L. 65550

Teléfono: +52 (81) 8384 7310

Correo:  info@tkp.mx

Suscríbase a TKP Technipipe & Supplies Inc.

  • Instagram
  • LinkedIn
  • Facebook